¡Estamos al aire!

Reproductor

Primera Plana

Evento completamente gratuito

Evento completamente gratuito

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Ayunó por 15 días y murió; esperaban que resucitara al tercer día, pero el milagro nunca llegó

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIS.- El cadáver de Martha Araceli Gutiérrez, permaneció cuatro días dentro de un Templo. La mujer murió tras ayunar por 15 días y no reportaron de inmediato el deceso porque tenían la esperanza de que resucitara al tercer día, pero el milagro nunca llegó.


Una llamada al número de emergencias 911, alertó a policías municipales sobre una mujer muerta en el interior del templo “Jesús es la Vid”, ubicado en la calle Margarita, de la colonia Valle de Santo Domingo, en el municipio de San Cristóbal de las Casas.

Al arribar al lugar los uniformados encontraron a la mujer recostada en el piso, por lo que solicitaron el apoyo de paramédicos Protección Civil municipal, quienes confirmaron que la fémina ya no contaba con signos vitales y comentaron que llevaba varios días sin vida. Juan Carlos Pérez, de 32 años, indicó a las autoridades policiacas que la hoy fallecida era su esposa, a quien identificó como Martha Araceli Gutiérrez, la cual contaba con 24 años de edad.


Dijo que su cónyuge desde hacía 15 días decidió ponerse en ayuno religioso, sin embargo, la tarde del pasado lunes 12 de diciembre, se percató de que la mujer ya no contaba con signos vitales y pensó que entre sus oraciones o ritos, su esposa resucitaría como Jesucristo, pero no fue así.

Al ver que al cuarto día “no pasaba nada” y que el cuerpo de la mujer comenzaba a descomponerse fue que decidió dar parte a las autoridades que tras confirmar el deceso solicitaron la presencia de elementos del Ministerio Público para que dieran fe de los hechos.

Tras finalizar las diligencias correspondientes el representante social ordenó el levantamiento del cuerpo, sin embargo, los integrantes de la iglesia impidieron el traslado del cuerpo al anfiteatro, pues argumentaron que ellos se harían cargo del entierro.