¡Estamos al aire!

Reproductor

Primera Plana

Evento completamente gratuito

Evento completamente gratuito

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Golpeaba y torturaba a su hijastra, hasta que la mató; la madre sabía y no lo denunció

CHIHUAHUA, CH.- Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) detuvieron a un sujeto de nombre Gregorio Robledo García, de 39 años de edad, quien está acusado de haber asesinado a golpes y torturado con una pala caliente a su hijastra de tan solo un año dos meses de edad.


Los hechos ocurrieron el pasado 16 de diciembre, cuando se recibió un reporte del Hospital Integral del municipio de Nuevo Casas Grandes, sobre un bebé sin vida que presentaba diversos golpes en el cuerpo, por lo que elementos ministeriales se entrevistaron con la madre de la pequeña.

La mujer les refirió que los golpes que presentaba fueron ocasionadas por un accidente vial que sufrieron en Ciudad Juárez, sin embargo, al examinar las lesiones se percataron de que estas no correspondían a las de un accidente y además se detectó una quemadura en el pecho de la bebé.

El cuerpo de la menor fue enviado a los laboratorios forenses para realizar la necropsia de ley correspondiente la cual arrojó que las lesiones eran golpes nuevos y antiguos, mismas que fueron ocasionadas por el padrastro, quien también provocó la quemadura en el pecho la menor.

La causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico producido por un objeto contundente. La madre de la menor comentó a los investigadores que estaba amenazada por su pareja sentimental para no decir la verdad e indicó que el ahora detenido, quien se dedicaba a tostar chiles, constantemente golpeaba a menor de edad y la quemaba con una pala caliente.

Añadió que una semana antes del fallecimiento de la niña Robledo García la golpeó en la cabeza con una lámpara de fierro, pero al ver que la menor no se recuperaba de esta lesión, la llevaron al nosocomio argumentando que había sufrido un accidente vial, donde lamentablemente murió.

El imputado fue detenido en la calle Francisco I. Madero de la colonia Obrera en el municipio de Nuevo Casas Grandes, y posteriormente trasladado al CERESO Estatal número 3, en espera de que un juez de control resuelva su situación jurídica.