Reproductor

¡No te lo pierdas!

jueves, 2 de febrero de 2017

Mediante prestanombres, Dirigente del PRI es beneficiado con obra pública del gobierno municipal

PAPANTLA, VER.- Lo que pareciera un hecho histórico en la política moderna del PRI en Papantla, su dirigente municipal, Brian Manuel Pérez Hernández, lo perpetuó este fin de semana y es que logró unificar a los grupos más representativos del tricolor, ¡pero en su contra!.

En un suceso sin precedentes consiguió que el tema de los aspirantes a la alcaldía sea hoy la exigencia de su renuncia al frente del Partido Revolucionario Institucional y es que su bisoño actuar ha llegado a los límites, por lo que los inconformes llevarán el tema a la nueva dirigencia estatal a cargo de Renato Alarcón Guevara.


Los aspirantes a la candidatura, saben que tienen fundamentos, pues el historial de este personaje es conocido ampliamente por quienes digieren las mieles de la grilla local, ya que ha vivido manchado por la alevosía y ambición. Para muestra basta un botón, recordemos que como coordinador distrital de la campaña del triste presidente Enrique Peña Nieto, Pérez Hernández dejó sin sustento a cientos de jóvenes a quienes no entregó los estímulos por la promoción del voto, pocos días antes de la elección del año 2012. 

La situación se repitió al año siguiente, durante la campaña municipal, donde el tricolor quedó en segundo lugar por apenas mil votos de diferencia contra el PRD, partido del cual se ha sido beneficiado el hábil dirigente, y es que a través de dos de sus principales prestanombres: Paulino Pérez Cruz y Ricardo Ramírez Meza o la razón social RARAM S.A. de C.V., ha recibido millonarios contratos de obra pública del actual Ayuntamiento. 


Entre ellas dos comedores comunitarios, en la Primaria y Telesecundaria de la comunidad Caristay, y otras obras más en la costa papanteca -que poco a poco daremos a conocer-, ya que han sido agenciadas en base a negociaciones políticas, que se traduce en "la venta" de estructuras de movilización e información privilegiada que ha tenido en su poder en las recientes elecciones.

Para Brian, ó "Brayan", el mote que aborrece, la dirigencia ha resultado todo un negociazo, además de jugosos contratos, ahora cuenta con camionetas ostentosas como una Ford Super Dutty, en la que impresiona a jovencitas llevándolas a engaños a  moteles, tema por el que podría ser citado por la Fiscalía General del Estado. 


Su más reciente adquisición es una Chevrolet Captiva, modelo 2017, en la que recibe a políticos a quienes presume sus bastas relaciones con su primo el panista Pepe Mancha y los "compromisos" pactados con el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, de quien pregona recibiría respaldo financiero para su campaña, luego de haber externado en reuniones al interior del comité municipal, que solo él posee amplias posibilidades de ser candidato. 

Tal posicionamiento le costó primeramente el rechazo de coordinadores seccionales del partido, que han dejado de asistir a sus convocatorias y algunos preparan sus renuncias, pues existe un sentimiento generalizado de que Brian Manuel busca venderlos como capital político, para ser abanderado, o bien, ofrecerlos al mejor postor en la elección que se avecina. Mientras tanto, los aspirantes comenzaron a ponerle cuña, unidos y en su contra.