Notas por fecha

¿Buscas algo?

lunes, 7 de mayo de 2018

Tránsito: cero a la izquierda; Delegado no pudo con el cargo

PAPANTLA, VER.- No es lo mismo conducir un evento político que estar al frente de una dependencia, para ello se requiere liderazgo, experiencia y profesionalismo, cualidades que francamente no posee quien hoy ocupa el cargo de Delegado de Tránsito en este municipio. Prueba de ello ocurrió la madrugada de este lunes, irónicamente, a escasos metros de su domicilio.


Minutos después de la media noche, varias llamadas de emergencia alertaron a elementos de la Policía Municipal sobre la presencia de un taxi en la calle María Gutiérrez de la colonia Manantiales, el cual se encontraba con la luces encendidas y al interior se observaba al conductor inconsciente o sin vida.

De inmediato acudieron elementos policíacos creyendo que éste había sido ejecutado. A su llegada pudo comprobarse que por fortuna el ruletero no estaba muerto, pero sí completamente dormido por su estado etílico. 

Al ser despertado, éste señaló que había salido de su domicilio para ir por un paquete de 24 latas de cerveza, comúnmente denominado "plancha", pero que se quedó dormido. Más tarde en un intento por evadir su responsabilidad dijo ser muy conocido y que nadie le hacía nada.

El ruletero se identificó como Eduardo Pérez García, de 37 años, con domicilio en la Calzada del Cementerio, quien conduce el taxi marcado con el número económico 751 y las placas de circulación 51-81-XCU del estado de Veracruz, de la marca Nissan, línea Tsuru.


Tras solicitar la presencia del personal de Tránsito del Estado, para que hicieran valer el reglamento de vialidad vigente, el personal de guardia respondió a los policías que por instrucciones del delgado Juan Carlos Cabañas Mote, no se acudiera a ningún servicio, a excepción de que se tratara de un accidente, ya que no tienen elementos y tampoco patrulla. 

Y es que esta unidad se encuentra descompuesta desde hace varias semanas, ya que el flamante delegado se adueñó de ella y comenzó a utilizarla para atender asuntos personales, además de otros menesteres completamente ajenos a la delegación a su cargo, como si se tratara de su vehículo particular. 

A la fecha han pasado poco más dos meses y medio desde que Cabañas Mote recibió el cargo, en ese entonces declaró a los medios de comunicación que habría mejoras en la vialidad, cero tolerancia y se haría valer el reglamento, pero nada de eso ha ocurrido, solo fueron palabras vacías, de esas que está acostumbrado a decir para elogiar a funcionarios y políticos en los eventos que conducía.


El centro de la ciudad es un caos, los automovilistas y transeúntes viven bajo el yugo de la anarquía vial, donde todos hacen lo que les venga en gana, mientras que Juan Carlos Cabañas no puede o no quiere cumplir con la ley de vialidad, pues son más grandes sus "compromisos", que su sentido de la responsabilidad, lo que revela que no pudo con el cargo que le fue conferido.